LAS FOTOGRAFÍAS DE LA LUNA

  Las fotografías de la luna Una noche, una muchacha caminaba sobre una vereda de un barrio llamado Chacra 148. La joven iba triste, como siempre, porque quería hacer muchas cosas, tenía importantes planes para su vida. Sin embargo, no podía cumplirlos porque ellos requerían entablar relaciones con las personas. Y ahí estaba su debilidad: se sentía una niña apocada y solitaria. Su anhelo era superarla para poder alcanzar su objetivo, pero con eso no bastaba. En este sentido, uno de sus grandes sueños era tomar la fotografía perfecta de la luna, que durante tres días luciría un tamaño considerable y un hermoso color añil. Sigue leyendo

Anuncios

DE HUMANOS MAQUINALES Y MÁQUINAS HUMANAS

   Casi al terminar el viaje, desde las ventanillas del colectivo distingo la estatua de un hombre que limpia pisos, situada en un espacio verde. La figura me recuerda a ese texto que una vez escribió una compañera de la universidad, acerca de la obra “El pensador”. Un relato contado desde el punto de vista de dicha escultura. Sigue leyendo

MI ADULTEZ EN POSADAS*

   20160417_175939   Por la mañana, me dirijo a la parada de colectivos. Para llegar a destino, atravieso la plaza Soleada, adornada por el río. El reflejo del sol en el agua ilumina el espacio, de ahí el nombre del lugar. Aquí, todas las tardes, los niños de distintos barrios cercanos juegan, ríen, se colorean de naranja en el skate park. Su presencia, alegría, candidez, se convierten en la ausencia, melancolía y conciencia de los adultos que esperamos el colectivo. Sigue leyendo

DESMEMORIADOS

Desmemoriados

    Durante un cálido domingo del año 2007, una familia buscaba matar el tiempo en su casa desvencijada. En la sala, Martina, de 45 años, reposaba plácidamente en el sofá, disfrutando de su jornada de descanso laboral; mientras miraba la repetición del capítulo de una telenovela. Su hija Mariela, de 17, se esmeraba en cumplir con una tarea escolar que debía entregar el martes. Por su parte, Mauro, de 13, jugaba con su teléfono celular. En tanto que Micaela, de 15 años, se hallaba acostada en una cama del dormitorio que compartía el grupo familiar.

Sigue leyendo

CHISPAZOS DE VIDA PARA LOS OCIOSOS

Chispas

 

   A pesar de que los ocupantes de estos edificios estamos solos y separados entre sí por los departamentos, podemos decir que nunca nos damos cuenta de ello. Es que todos producimos ruidos, y escuchamos los de los demás. Hace tantos años que nos conocemos que, a veces, incluso nos imaginamos qué estarían haciendo los otros en este momento. Sigue leyendo

LOS ESCENÓGRAFOS

Luna

 

  Blaco entró corriendo a la habitación de Soley, sujetando un trozo de papel con el hocico. Soley era una muchacha rellena, tenía cabellos enrulados y usaba anteojos. Esa noche fría estaba acostada en su cama, escuchando música a través de su teléfono celular.

  -¡Ay, ‘se miiicho![1]– le dijo a su gatito negro, que tiró el bollito de papel cuando la escuchó. Luego, miró la ventana, a través del vidrio, hacia lo alto del cielo oscuro. Soley, entonces, se aproximó a la abertura a tratar de encontrar aquello que le llamaba la atención. -¿Qué pasa? ¿Nunca viste una luna tan gorda?- le preguntó. Sigue leyendo