ANTI-ARTIFICIAL

Hierbas

  La hierba está creciendo. Se la ve sobre el añejo tejado de una casa en comodato,  y sobre uno de los balcones de un edificio creado para encontrar más fácilmente a los civiles. El tejado y el balcón son lugares altos, duros, artificiales, fríos. La hierba, corta, suave y blanda, natural, cálida. Y así, ha logrado sobrepasar el cemento.

Anuncios

LOS CASSETTES DE LA PRIMA HERMANA

Cassettes

    Una vez, una joven de nombre D… salió temprano de su casa alquilada para abordar el colectivo que la dejaría cerca de su trabajo. Ese día, como todas las jornadas en las que le tocaba laborar, durante el trayecto sintió miedo porque el barrio, a esas horas,  era inseguro; además, la acompañaba el permanente temor por quedar sin empleo. Pero, en esta ocasión, a sus preocupaciones se le sumaron el intenso calor de verano y el sopor característico de los que apenas pueden dormir porque los acecha la culpa de haberse comportado mal con una muy buena persona.

Sigue leyendo

“¡NO VOLVERÁN AL ÁRBOL!”

Árbol

  Debido a que no estaban conformes con su ajetreada rutina, seis adultos misioneros[1]  solían rememorar algunos hechos ocurridos durante su infancia, un tanto lejana. Una niñez que compartieron y que los llevó, en ese entonces, a tratarse como hermanos; en comparación a la adultez, en que se veían como extraños. Sigue leyendo

LOS SALUDOS

    Ambos nos conocimos en una de las organizaciones que más frecuentábamos. Apenas nos vimos, nos dijimos inconscientemente que congeniaríamos más adelante. En efecto, ello pasó luego de años. El trato mutuo se volvió casi familiar, a causa de la frecuencia con que nos veíamos en el contexto mencionado.   Sigue leyendo

PESADILLAS FRUSTRADAS

Pesadillas

  Durante una madrugada, alguien muy conocido camina por el pasillo de la casa para pedirme que le haga un favor. Se me acerca a paso rápido y,  a medida que lo hace, realiza la petición con una voz débil, levemente ralentizada. Veo en este hecho indicios de una pesadilla, bastante familiar, vinculada a las cosquillas. Es decir, en estos casos, la persona se me aproxima para realizarme cosquillas incesantes, las cuales lejos de causarme risa, no me permiten respirar Sigue leyendo