LA REALIDAD SOÑADA

 20707420_1946719085546458_1873712826_n

 En el pasado, acostumbrábamos a soñar despiertos. En la realidad, hablábamos a la pared porque ella nos escuchaba. Todos nuestros secretos le contábamos; y, de eso, obteníamos una voz quejumbrosa que nos contestaba y nos aconsejaba. Sigue leyendo

Anuncios

PESADILLAS FRUSTRADAS

Pesadillas

  Durante una madrugada, alguien muy conocido camina por el pasillo de la casa para pedirme que le haga un favor. Se me acerca a paso rápido y,  a medida que lo hace, realiza la petición con una voz débil, levemente ralentizada. Veo en este hecho indicios de una pesadilla, bastante familiar, vinculada a las cosquillas. Es decir, en estos casos, la persona se me aproxima para realizarme cosquillas incesantes, las cuales lejos de causarme risa, no me permiten respirar Sigue leyendo

PAÑUELOS DE ALEGRÍA

 

Alegría

  Durante una mañana de verano, una mujer que había visto muchos otoños, baila al son de un ritmo brasileño en una esquina posadeña.  Transmite así la alegría de la primavera a los apresurados transeúntes. Con pasos fáciles y pañuelos coloridos atados en la cintura, la malabarista anima su negra vestimenta y la reconocida intersección formada entre las avenidas Bartolomé Mitre y Corrientes. Con su pequeña radio en la mano izquierda, ella sólo danza y, sin proponérselo, siquiera, le ilumina el día a quien escribe estas líneas. Sigue leyendo

CUESTA EL DESPERTAR

Despertar

    Cierta mañana, un joven se hallaba en una especie de pasillo de escuela, cuando oyó una potente voz, y bastante familiar para él. La misma anunciaba que el cementerio municipal de la capital de Misiones[1] se estaba reorganizando. Que reubicarían los cadáveres enterrados hace mucho tiempo en una suerte de nichera. Todo esto a los fines de obtener más espacio en el lugar, teniendo en cuenta que se trata de una necrópolis muy poblada, por así decirlo. Sigue leyendo

LUCES ENTRE LOS TRONCOS (parte II)

Ojos

¿Qué puedo escribir? Necesito armar otro relato, pero se me han acabado las ideas. Y para variar, tengo muy poca experiencia de vida. Si tuviera más, por supuesto que dispondría de mucho material a partir del cual generar ficciones… Realmente, no sé qué hacer. Escribo esto en mi habitación, desde la cual vislumbro la arboleda en la que vive ese extraño ser de ojos luminosos. Sigue leyendo

MEZCLA CONCENTRADA

Mezcla cSu ágil mano derecha, repleta de líneas, abrió el grifo. Una sucesión de finos cilindros de agua comenzó a caer sobre su cuerpo desnudo. Empezó a enjabonarse. Pronto, sus pies se cubrieron de una sutil espuma líquida. El sonido de la ducha y el que se producía al caer las numerosas gotas se combinaban, e iban acallando sus alborotados pensamientos, hasta apaciguarlos por completo. La acuática melodía llevó a esta persona a confundir la realidad con el sueño. Y en esta suerte de dormición, oyó un barullo de susurros.
Sigue leyendo